Crucero a Bermudas desde Nueva York

Gafitas seguramente escucharon hablar del triángulo de las Bermudas, el punto misterioso en el medio del mar en donde desaparecieron barcos y personas durante siglos, sin aún poder resolver qué situación mística provoca tal fenómeno. Pues bien, hemos viajado en crucero a Bermudas y en este posteo les contamos nuestra experiencia (y un poco de las historia también). 

mapabermudas

 

Partimos desde Nueva York en crucero a Bermudas, la inglesa Bermudas (¡si, pertenece a la corona inglesa!) a bordo del barco Norwegian Escape, el cual tardó tres días completos de navegación en llegar a destino. Claro que al estar a bordo de tan enorme barco, los días en altamar se disfrutan plenamente entre restaurantes, bares, disco y el área de la piscina y recreación

El crucero a Bermudas nos entretuvo totalmente con un minigolf, una zip line para los más aventureros, bowling y otros juegos techados para los días de lluvia, casino, teatro, cantidad de bares temáticos, restaurantes y freeshop, además de la vibrante recreación en la cubierta para los días de sol. Cada noche Norwegian deja en tu cabina el programa para el día siguiente así te puedes organizar y aprovechar al máximo cada jornada a bordo. Los espectáculos en el teatro y las fiestas en los bares y terraza varían cada noche por lo tanto la diversión está garantizada, siendo en su mayoría todo incluido en la tarifa (excepto algunos shows y restaurantes temáticos). 

 

bermudaszipline.JPG
Zip Line abordo del NCL Escape

 

En fin, el crucero a Bermudas es como cualquier crucero que hayas tomado, con los mismos lujos, sólo que con una sola parada. No es apto para personas que se marean fácilmente porque es casi todo el recorrido en mar abierto.

 

bermudasnclescape
Norwegian Escape

 

Llegada a Bermudas

Al llegar a Bermudas nos sorprendimos gratamente con el color de sus aguas, turquesa cristalino, y la suavidad de sus arenas, blancas, y en algunas playas casi rosadas. 

Nomás en el puerto ya se pueden contratar paseos por la isla, hacia la ciudad capital de Hamilton, las playas e incluso el tenebroso tour al triángulo de las Bermudas en su versión diurna o nocturna para las gafitas más aventureras. También uno puede manejarse en taxi o bus por la isla sin necesidad de contratar una excursión en una agencia. 

Nosotros optamos por movernos por nuestra cuenta ya que nos gusta controlar nuestros propios horarios, hacer picnic en dónde nos de hambre y volver al caer el sol. 

¿A ustedes Gafitas también les encanta hacer picnics?

Como el primer día el crucero a Bermudas tarda horas en ingresar por la costa hasta el puerto, atracar y dejarnos bajar, lo usamos solamente en recorrer las cercanías. Hay un pequeño centro comercial, el Clock Tower Shopping Mall, edificaciones históricas, fuertes, jardines, y el puerto en sí para conocer. 

 

bermudasmall
Clock Tower Shopping Mall

 

Playa de Horsehoe Bay

Ya para nuestro segundo día de crucero a Bermudas, tras mucha investigación en internet, decidimos pasar el día en una de sus playas. 

Desde el puerto salen unas combis a cada rato a muy buen precio ya que se comparten con más turistas y recorren varios puntos de la isla. 

Elegimos ir a la playa de Horseshoe Bay porque nos intrigaba mucho la belleza de sus arenas rosadas y era de las pocas que ofrecía buena infraestructura para el viajero: restaurante, tiendas, baños públicos, etc… ¡Y no nos defraudó para nada! Sus suaves arenas, su mar cristalino lleno de peces, pocos visitantes a la vista, parecía extraída directamente de un folleto turístico. 

 

bermudashorseshoeplaya.JPG
Horseshoe bay

 

Caminamos por varias playas separadas por estructuras de piedras hasta que encontramos la que era apropiada para nosotros y allí hicimos nuestro picnic (siempre sandwiches, no fallan). La arena es misteriosamente rosada. Bueno Gafitas, en verdad es blanca con un leve tono rosado ¡Tampoco hay que ilusionarse con estar caminando en un algodón de azúcar rosa como me pasó a mi! Y en realidad tampoco es tan misteriosa su tonalidad, se debe a su origen coralino ya que a Bermudas la rodea una enorme barrera de coral

Si te gusta hacer snorkel y observar la fauna marina, esta playa es ideal por la transparencia de sus aguas, se ven los peces a simple vista ¡Y también se sienten en las piernas! 

Para el atardecer ya estábamos regresando al puerto en la misma combi que nos había llevado porque están yendo y viniendo a cada rato.

 

bermudaspuerto.JPG
Puerto de Bermudas

 

Saint George

Para nuestro tercer y último día de crucero a Bermudas elegimos el paseo a la isla de Saint George, primero porque estaba nublado casi por llover y las playas no iban a ser una buena idea, segundo porque Norwegian nos regalaba el traslado en ferry hacia el puerto de Saint George (por tierra se tardarían horas en llegar). 

Una vez allí nos movimos a pie por toda la isla ya que teníamos el día entero para disfrutar. Paseamos por las tiendas, la iglesia, conocimos la playa de Tobacco, el fuerte de St. Catherine y sus playas contiguas, preciosas a pesar de las nubes y el viento fresco que anunciaba la viniente tormenta. 

 

bermudasstgeorge.JPG
Saint George

 

En caso de no querer caminar, hay muchas subidas y bajadas, se puede alquiler un auto o carrito para moverse por la isla. Antes de largarse la lluvia ya estábamos en el ferry de vuelta para llegar puerto de cruceros.

 

Otras opciones

Para los viajeros más inquietos, les recomiendo conocer Hamilton, además de Saint George y Horseshoe Bay. Muchos de los pasajeros del crucero a Bermudas, la primera noche decidieron ir a conocer la ciudad capital en taxi en vez de quedarse cenando en el barco. 

Así como otros cruceristas, en vez de visitar una sola playa optaron por conocer varias en un día, también moviéndose en taxi o alquilando un automóvil. En este caso, la que les recomendamos es la playa de Sommerset porque está bien cerca del puerto de cruceros y se puede ir aún teniendo poco tiempo disponible. Además es tranquila y de aguas cristalinas, ideal para hacer snorkel y nadar.

Hay que tener cuenta que como toda naviera, Norwegian en su crucero a Bermudas, ofrece excursiones para comprar a bordo. 

La más elegida es la del triángulo de las Bermudas, que consiste en una embarcación nocturna que lleva a los pasajeros hasta uno de los vértices del triángulo (los otros están en Miami y Puerto Rico) famoso punto en donde desaparecieron tantos barcos en los últimos 50 años. Es más, se pueden ver las embarcaciones hundidas durante el paseo mientras escuchas la misteriosa historia. 

Si asustarse no es lo tuyo Gafita, puedes optar por realizar el mismo tour pero de día.

 

IMG_3342

 

Y ustedes Gafitas ¿Harían un crucero a Bermudas para conocer este místico destino?

@GafasDeViaje

 

 

 

6 comentarios en “Crucero a Bermudas desde Nueva York

  1. ¡Qué pasada! Veo que ha sido una maravillosa experiencia. Yo aún no he cogido mi primer crucero, pero ya está reservado. Luego contaré a ver qué tal me fue.
    Ah, por cierto, sí que me gusta hacer picnics.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Hola! ¿O sea que durante los tres días que estuviste en Bermuda el crucero estuvo siempre anclado en el puerto? Según tu relato, el barco funcionó como un sustituto de hotel durante esos tres días.

    Yo haré mi primer crucero el mes que viene y será el Norwegian Epic. Sale desde San Juan, Puerto Rico y serán 7 días donde visitaremos 5 diferentes islas. Veremos a ver como me va y si, según mi opinión, ha valido la pena la cantidad de dinero que pagué por él.

    Saludos desde Milwaukee, EEUU

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s